Estudio del Hospital de San Lázaro

Hospital_de_San_Lázaro

Restaurar las zonas históricas de San Lázaro cuesta 1,5 millones

El hospital aprovechará las obras para crear un centro de investigación transnacional.

«Queremos hacer del hospital de San Lázaro otra iglesia del Salvador; que la ciudadanía de Sevilla, de Andalucía, de España tome conciencia del valor patrimonial increíble que contiene el que posiblemente sea el hospital en uso más antiguo de Europa desde su fundación a mediados del siglo XIII para, desde ese conocimiento, hacerla partícipe activa de su recuperación, implicarla, hacerla suya. Y todo eso con un plus: el hermanamiento entre pasado y futuro aprovechando las obras para dotar al hospital de un centro de investigación transnacional especializado en enfermedades neurológicas».

Éste es, en la entusiasmante síntesis que hace Javier Suárez, subdirector de Proyectos del Área Hospitalaria Virgen Macarena -del que depende San Lázaro-, el ambicioso plan que se pretende poner en marcha en cuanto se pueda y que, en buena medida, persigue erradicar el sambenito que pesa sobre el centro hospitalario, ése que lleva a enfermos y familiares a evitarlo en la medida de lo posible.

Y, ciertamente, hay mil y un asuntos que renovar, que mejorar, que rectificar. Pero que nadie se alarme: se están dando los pasos oportunos y la gerencia del hospital, ahora con Joaquín Torres a la cabeza, tiene muy claro -ya lo tenía Pilar Serrano, su antecesora- que el filón patrimonial de San Lázaro puede y debe ser el motor para «devolverle a este complejo histórico el esplendor que le debemos, a la par que nos relanza hacia la vanguardia de la investigación médica».

«Sabemos que tenemos oro en esas paredes centenarias y más oro en el personal que a diario se deja la piel en el centro. De lo que se trata es de que las empresas, fundaciones, bancos, administraciones… lo sepan y quieran ayudarnos, como pasó en El Salvador», enfatiza un Suárez consciente del complicado momento en que estamos con la crisis, pero esperanzado en que si hay empeño, el proyecto no tendría por qué eternizarse a la espera de una coyuntura más favorable.

Paso al frente. El primero que dará ejemplo, obviamente, es el propio hospital. Joaquín Torres y su competente equipo han trazado una hoja de ruta y se ha contactado con el arquitecto Fernando Vilaplana, «al que fue nombrarle San Lázaro y acto seguido se sumó a la causa, habiendo dedicado horas a empaparse de la historia del lugar junto a su gente sin hablar de dinero», apostilla Suárez.

No es el único. Como él, los restauradores Carlos Núñez y Pilar Soler, de la empresa de restauración Dédalo Bienes Culturales, además de los mejores arqueólogos de la ciudad ansían el momento de poder abordar un estudio arqueológico y paramental clave para disipar muchas de las dudas que plantea un complejo con trazas islámicas (la Torre de los Gausines), gótico-mudéjares (la iglesia) y manieristas (la hoy apocada portada que mira a la avenida Doctor Fedriani).

Restaurar todo esto cuesta, según el cálculo del arquitecto, 1,5 millones de euros, cantidad muy inferior a otras rehabilitaciones, caso de la del Salvador o la del Palacio de San Telmo, que ha costado 1,4 millones pero por metro cuadrado intervenido.

«Para reunir esos fondos sin causar más déficit a las arcas públicas, hemos previsto poner en marcha una campaña de captación de fondos», explica Suárez. En breve iniciarán una serie de encuentros con personalidades con poder de convocatoria en la ciudad, una de las cuales es un fichaje de ésos que arrastrarían a una ristra de benefactores.

Mas no sólo se buscan cheques con varios ceros: «Cada euro es importante y será una conquista de todos. La causa merece la pena», concluye Javier Suárez.

http://www.elcorreoweb.es/sevilla/patrimonio/090370/restaurar/san/lazaro/cuesta/1/5/millones

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.