Una noche de enigmas y espantos en Constantina

Más de 90 niños desafiaron la oscuridad y vencieron sus temores para descubrir uno de los misterios del castillo

La noche del viernes estuvo destinada sólo a valientes en el Castillo de Constantina. Ese reto lo asumieron decenas de chavales que se animaron a participar en la II Gymkhana del Terror que se celebró en la localidad serrana.

Las coordinadoras de esta actividad fueron las hermanas Begoña y Almudena Herencia Fajardo que contaron con la colaboración de más de 30 voluntarios. Almudena explicó que debido al éxito que tuvo la primera edición y al entusiasmo de los niños se decidió repetir esa vivencia este verano. «A los niños les hacía mucha ilusión disfrutar otra vez de la gymkhana», dice.

Los chavales, con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años, se ataviaron de ropa cómoda y botines para andar entre el pasto y el camino pedregoso donde se encuentra el palacio. La aventura empezó con las indicaciones del jorobado Quasimodo a las 23:00.

Este singular personaje informó a los aventureros de los problemas que ocurrían en el castillo y les dio las primeras pistas que debían seguir para solucionarlo.

En esta ocasión, la encomienda era crear una pócima para matar al Conde, un demonio que se había hecho inmortal tras tomar la vida de niños para rejuvenecer.

Armados de un mapa-guía y muchas ganas de ser los primeros en descifrar el enigma, los participantes fueron entrando al castillo divididos en equipos de diez. Más de un kilómetro, en una fortaleza apenas iluminada con escasas antorchas, tuvieron que recorrer los grupos hasta llegar al final de la travesía. Durante el trayecto debieron librarse del enredo de las telas de arañas y ser hábiles para enfrentarse con brujas, zombis y los más diversos monstruos que tenían la intención de desviarlos del camino correcto.

El castillo de Constantina se encuentra en una montaña y en torno a esta edificación la imaginación del pueblo ha creado las más diversas historias y leyendas de matanzas, desapariciones y embrujos. Esta situación le da a la centenaria construcción un misterio natural que sumado a la decoración tenebrosa hizo que la experiencia de pasar una noche en su interior fuera más intensa.

La gymkhana forma parte del programa del XIII Verano boom, organizado por el Departamento de Ciudadanía e Igualdad del Ayuntamiento de Constantina, con el interés de proporcionar a los jóvenes entre 6 y 16 años una serie de actividades en esta época. Así, los chavales participan en cursos de cocina, manualidades, baile, informática y cuentos.

El castillo mantuvo la entrada libre durante la jornada para que los chavales que no participaron pudieran apreciar la decoración del lugar, ambientada como una casa del terror habitada por una veintena de tenebrosos personajes. Como recompensa, a los vencedores de la competición se les hizo entrega de materiales escolares y juguetes.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/201067/una/noche/enigmas/y/espantos/constantina.html

Esta entrada fue publicada en Hemeroteca. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.