Propuesta

Se plantea la reconstrucción, mediante técnicas de anastilosis, que se adecuen a los parámetros de las leyes vigentes en materia de Patrimonio Histórico y a las normativas internacionales en el ámbito de la Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Se toman como referencia experiencias previas en países de nuestro entorno, que ejemplifican perfectamente casos de similares características que han sido resueltos con soluciones reconocidas y aceptadas. (ver sección precedentes históricos de anastilosis)

Por último se hará especial hincapié en los importantes valores paisajísticos, patrimoniales, sentimentales e identitarios que el Castillo de Constantina representa para su pueblo.

Captura de pantalla 2013-06-10 a la(s) 14.12.46

La reconstrucción de la torre del Castillo de Constantina se basa los importantes valores paisajísticos, patrimoniales, sentimentales e identitarios que el Castillo de Constantina representa para su pueblo, y se plantea acorde con el seguimiento de las convenciones internacionalmente asumidas en materia de intervención patrimonial y bajo el exhaustivo cumplimiento de la legislación vigente.

RESPETO A LA AUTENTICIDAD

La propuesta de intervención se plantea de manera que el progresivo acercamiento hacia el Castillo, nos revele de manera fehaciente, que partes del mismo son originales y cuales reconstruidas.

A nivel paisajístico, tanto local como territorialmente, se recupera la visión que desde toda la comarca se tenía del Castillo, y la imagen de la torre que se disfrutaba desde todo el pueblo, recomponiendo la volumetría original del edifico.

El segundo nivel de acercamiento y percepción de la torre se basa en la reutilización de los mampuestos y grandes piezas originales para recomponer la geometría de los muros de carga, aumentando la proporción de cal en el mortero de unión entre los mampuestos.

La imagen del castillo desde el camino que nos lleva a él, nos revelaría en primer lugar la presencia de las grandes piezas que sobrevivieron al derrumbe reubicadas en su posición original, diferenciando de esta manera y con claridad los elementos originales de los reconstruidos.

La observación más próxima de la torre, mostraría la sutil diferencia de color entre la misma y los paramentos originales del Castillo, debido al color que el nuevo mortero, más claro, aporta a la torre reconstruida.

Ya en el interior de la torre, la percepción de las partes originales y reconstruidas es patente, en primer lugar las bóvedas se reconstruyen en ladrillo macizo, gracias a la precisa documentación previa de las mismas y a los restos conservados de las mismas; la mayor parte de las piezas recuperadas pertenecen a las bóvedas. Por otro lado los elementos estructurales de nueva construcción que aseguran en su posición las grandes piezas recuperadas, si bien recomponen la volumetría original de las bóvedas, su ejecución en materiales contemporáneos, diferencia y documenta el proceso reconstructivo.

La intervención en la Torre del Castillo se plantea por tanto con absoluto respeto a la autenticidad del edificio en su conjunto, con varios niveles de intervención, que afectan en diferente medida a los distintos valores patrimoniales del edificio.

PAISAJÍSTICAMENTE, Se recupera la silueta original que el Castillo ofrece tanto a nivel territorial como la que se observaba desde todo el pueblo de Constantina.

PATRIMONIALMENTE, desde el exterior la autenticidad de los restos originales queda claramente evidenciada por la diferencia de color del mortero, y especialmente por la presencia de varias piezas de gran tamaño de la torre original.

CONSTRUCTIVAMENTE, ya desde el interior de la Torre, la elección de materiales de construcción claramente diferenciables, evidencia de manera fehaciente que se trata de una intervención contemporánea.