Causas de la caida

El análisis que se hizo de los hechos durante los días de la emergencia, ha sido corroborado por los estudios y ensayos realizados posteriormente sobre la torre y el terreno.

La principal causa del colapso de la torre fue el empuje del terreno contenido por la parte baja del muro exterior de la misma, debido al aumento del empuje creado por la colmatación el mismo y a la expansividad de las arcillas presentes en él.

Las lluvias también habían empapado el pobre mortero de los paramentos de la torre, en especial la parte baja de los mismos, que no solo recibía el agua de lluvia, sino que también recogía el agua que el saturado terreno expulsaba. En esta parte del muro, era especialmente necesaria la capacidad resistente que su labor de contención le solicitaba, debido a unos empujes horizontales del relleno, incrementados en esos días, por el aumento de agua en el mismo.

En resumen el agua había colmatado tanto el terreno sobre el que se asienta el edificio como los propios paramentos de la torre, lo que por un lado aumentó el empuje del relleno sobre los muros y, por otro disminuyó la capacidad portante de su ya precaria construcción que se empezó literalmente a desmoronar debido a los meses de fuertes y continuadas lluvias. Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 12.37.53

La Torre se desplomó en dos tiempos, lo sabemos tanto por los testimonios de los vecinos que residen cerca del castillo, que relataron haber escuchado dos fuertes ”explosiones” como por el estado en que quedaron lo restos de la torre.

En un primer momento, el flanco este de la parte baja del muro, debido las continuas pérdidas de material, ya no pudo seguir conteniendo el terreno a su cargo y colapsó. Consecuentemente, todo el muro sobre él se deslizó hacia abajo.

Este derrumbe alcanzó por el flanco sur hasta la línea de fractura de la grieta, mientras que por el flanco norte, el muro de la torre se deslizó casi intacto hasta el suelo, siguiendo su planta curvada. Este movimiento de “dominó” fue frenado por la perpendicularidad y mayor rigidez de la muralla del castillo.

Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 12.40.10En la fotografía tomada en la mañana siguiente de la caída de la torre se observa el paramento norte de la torre casi al completo. Su parte baja está más alejada de su posición original, debido a la fuerza con la que el relleno empujó la parte baja del muro, seguidamente las partes más altas del paramento se deslizaron sobre su vertical.

De esta manera quedó en pie parte de la torre: todo el muro oeste, parte del muro sur y aproximadamente un tercio de la cubierta. La falta de estabilidad implícita de estos restos hizo que poco tiempo después se desplomara, como si de un árbol talado se tratara, sobre los escombros del resto de la torre.

Esta brutal caída del muro nos ha proporcionado sin embargo la mayor parte de las grandes piezas recuperables, se trata de elementos con mayor contenido en cal, perteneciente a las bóvedas, o a las que su propia geometría, les proporcionó la necesaria rigidez para fracturarse en elementos de un mayor tamaño.

Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 12.42.14En cuanto a la cimentación, si bien no ha sido posible hasta el momento acceder hasta ella, el reconocimiento y estudio realizado sobre las torres aun en pie y el análisis del desarrollo del colapso de la torre nos permite establecer un estado probable de la misma, con suficientes garantías de realidad para desarrollar un refuerzo de la misma.

En general, la cimentación del castillo de Constantina es muy superficial, las torres y murallas del mismo se apoyan directamente sobre el terreno, o están ligeramente enterradas debido al paso del tiempo.

En los restos de la torre podemos observar cómo según se acercan a la muralla del castillo, no solo se conserva la cimentación si no el propio muro de carga hasta una altura considerable, que llega hasta los 4 metros en los restos del muro oeste, que coincide con la propia muralla.

En el extremo opuesto, el paramento este, por el que “reventó” la torre hemos supuesto que la exigua cimentación bien ha desaparecido o bien sus restos carecen de una mínima cohesión para ser reforzados

Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 12.43.32