Las Victorias aladas de Plaza de América recuperan las piezas perdidas

Sergio Harillo – Redactor de culturadesevilla.es
Solo a mí se me puede ocurrir publicar esta entrada en plena Feria, pero al enterarme esta mañana de que se habían reintegrado las piezas perdidas de las Victorias aladas que se están restaurando en Plaza de América me ha faltado tiempo para ir a hacerles fotos.
El conjunto de Victorias aladas de la Plaza de América corresponde a un proyecto que Aníbal González ejecuta en 1914 siguiendo muy de cerca el gran paseo central de la Exposición Universal de Turín de 1911. Los escultores que se encargaron de realizar las piezas fueron Manuel Delgado Brackembury (que hace seis esculturas), Lorenzo Coullaut Valera (otras seis) y Pedro Carbonell (las cuatro restantes). Después de más de un siglo sin intervención alguna, desde hace unos meses, la empresa Dédalo Bienes Culturales está llevando a cabo una intervención de urgencia en cuatro de las esculturas realizadas por Coullaut Valera. El estado de las victorias era tan alarmante que se decidió realizar un estudio de las otras doce, motivando que muchas de ellas hayan sido retiradas para evitar desprendimientos.

Tras la limpieza ha llegado el momento de la reintegración y los técnicos de Dédalo han procedido en estos días a reponer las piezas que faltaban en las cuatro esculturas. En algunas se han repuesto brazos o manos mientras que en una de ellas el cambio ha sido más llamativo al reponerse las dos alas que había perdido con el paso del tiempo. Veamos la evolución de estas cuatro esculturas.
Empecemos por la que está más cerca del Museo de Artes y Costumbres Populares. Se han repuesto parte de su brazo izquierdo, cuya mano está poniéndose la túnica, así como parte del ala izquierda.
Victoria alada antes de la restauración (noviembre 2017)
Victoria alada tras la primera limpieza (diciembre 2017)
Victoria alada tras la reintegración de lagunas (abril 2018)
La siguiente Victoria, sin duda una de las más hermosas, es también la que mejor ha resistido el paso del tiempo en cuanto a pérdidas de volumen. Tras la limpieza de hace unos meses el cambio fue espectacular.
Victoria alada antes de la restauración (noviembre 2017)
Victoria alada tras la primera limpieza (diciembre 2017)
La tercera Victoria ha recuperado parte de su ala izquierda así como el brazo derecho que porta una gran flecha metálica. El brazo izquierdo, en un interesante escorzo, se gira hacia atrás, obligándonos a darle la vuelta a la escultura para ver qué busca y es allí, en su espalda, donde vemos el carcaj donde guarda sus flechas.
Victoria alada antes de la restauración (noviembre 2017)
Victoria alada tras la primera limpieza (diciembre 2017)
Victoria alada tras la reintegración de lagunas (abril 2018)
Parte trasera de la Victoria alada tras la reintegración de lagunas (abril 2018)
La última Victoria es la que más cambios ha sufrido al haber perdido, en los últimos años, las dos alas. Con la reintegración vuelve a tener el sentido simbólico con el que fue concebida.
Victoria alada antes de la restauración (noviembre 2017)
Victoria alada tras la primera limpieza (diciembre 2017)
Victoria alada tras la reintegración de lagunas (abril 2018)
Otra vista de la misma Victoria alada tras la reintegración de lagunas (abril 2018)
El Ayuntamiento tiene previsto convocar, en las próximas semanas, un nuevo contrato para proseguir con la restauración de este conjunto escultórico. Gracias a la intervención, la Plaza de América ha vuelto a recuperar parte de su belleza, a la que pronto habrá que sumar la restauración del Pabellón Real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation