El inicio de la restauración: Trabajos de cimentación

A principios de marzo comenzaron los trabajos de limpieza y adecuación de la cimentación de la Torre del Homenaje para proceder a la reconstrucción de la misma.

Sólo se conservaba parte de la cimentación y de manera inestable, lo que provocaba serios problemas para llevar a cabo la anastilosis propuesta en el Proyecto de Reconstrucción y Anastilosis. Por ello, se hacía necesario un saneamiento de la misma, para lo que se llevó a cabo una limpieza de escombros en este sector durante los días 6, 7 y 8 de marzo con el objetivo de definir con claridad los límites de los muros de cimentación de la Torre.

Durante estas labores de limpieza se pudo observar que el muro, a la altura de la cimentación, además de adaptarse al terreno –por lo que se pudo determinar parcialmente la topografía original a fecha de su construcción- no tenía su característica combinación de hiladas de lajas combinada con otra de mampuestos más o menos careadas,  con algunos sillarejos de arenisca dispersos, que presenta el castillo en buena parte de su alzado, y aún hoy visible en otras partes del mismo.

cimientos

Restos de la cimentación de la Torre

Tras eliminar la totalidad del material suelto, se constató que la Almena no tenía una cimentación propiamente dicha, sino que sus constructores habían buscado la roca madre, que sobresale del terreno arcilloso justamente en el flanco Este coincidiendo con la esquina de la fachada recta (Sur) con la curvada (Norte-Este).

A partir de aquí, se había empezado con un muro muy grueso en lo que claramente se entendería como una fachada, buscando en línea el lienzo Este del castillo. De hecho, del arranque del muro en curva no se conservaba prácticamente  nada tras el colapso, no pasaba de ser parte del conjunto de escombros debido a su nula cohesión arquitectónica.

Además de esto, se pudo constatar un hecho significativo con respecto a la planta: el muro de la cimentación de la fachada Sur no era tan recto como se observaba  a priori en su alzado , sino que en sus casi dos primeros metros de arranque presentaba una pequeña curvatura en sus trazado de Este a Oeste. Esta curva constituía una sorpresa debido a que siempre se consideró completamente recto en las dos plantas que se podían observar en altura.

Este hecho es significativo, ya que resultaba extraño que, siendo un muro recto, hubiera una cimentación ligeramente curvada, lo que podía plantear problemas de estabilidad.

cimentacion2

Vista antes de su derrumbe                                                 Vista de la cimentación

¿Por qué la fachada Sur tenía una base en curva para levantarse con un alzado rectilíneo? ¿Hubo constructores distintos?.

Cabía plantearse una primera hipótesis; la escasa calidad constructiva del muro, la inexistencia de una cimentación, y la presión ejercida por el peso de la edificación había hecho que se pandease en su base. Esta hipótesis corroboraría las continuas reparaciones y el derrumbe.

Pero la respuesta llegó el día 12 de junio, cuando finalmente se pudo acceder a los restos conservados in situ del muro Sur en el encuentro con el lienzo Este del castillo. Hasta entonces, dado el precario estado de lo que quedaba en pie de la construcción original, esta sector había sido acotado por el responsable de Seguridad y Salud, Francisco Nieto, para que nadie se acercase. La intención de la dirección facultativa de los trabajos es la de incorporar la mayor cantidad de restos posibles a la nueva construcción, por lo que estaba proyectado el afianzamiento de este fragmento de lienzo y su restauración.

Siguiendo con los trabajos de cimentación y reconstrucción, finalmente el tramo de muro original fue afianzado mediante su cosido con varillas de fibra de vidrio, resina epoxi y morteros de cal hidráulica, permitiéndose los trabajos de reconocimiento arqueológico.

Sara Contreras (arqueóloga) y Carlos Núñez (restaurador)

Esta entrada fue publicada en Diario de la reconstrucción. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.