El estudio de restos originales

El día 12, tras su consolidación,  se pudo acceder a estos restos originales conservados del muro de la fachada Sur de la Almena, uno de los escasos restos que quedan en pie de la torre, justamente en el rincón de encuentro con el lienzo Este del castillo.

Se procedió a la limpieza de la sección del muro, necesaria para integrar de forma sólida los restos originales con el muro que se reconstruye.

Conforme se eliminaban escombros y tierra sin cohesion se iba evidenciando un nuevo descubrimiento, la existencia de un doble muro, es decir, tras el muro de fachada hay otro construido y posteriormente solapado.

El segundo muro, localizado en el interior y con evidente vocación de fachada, es de tendencia circular,  paralelo en su desarrollo al paramento interior de la estancia baja de la torre.

Este muro, por lo tanto, pertenecería a una primera fase en la construcción de lo que hemos denominado fachada Sur, ya que sobre éste se apoyaba el resto de la edificación.

El descubrimiento nos lleva a plantear dos hipótesis:

La primera consideraría el muro interior ahora desvelado como parte proyectada de la estructura de la torre. Se construye con el replanteo de la estancia de la planta baja y se oculta conforme la torre gana altura por motivos obvios de la viabilidad de la edificación.

La segunda posibilidad apuntaría hacia la existencia de, al menos, dos fases constructivas en la torre. En una hipotética primera fase, la torre tendría una planta redondeada,  simétrica en su desarrollo Sur a como lo era en la cara Norte. En una segunda fase se construiría la fachada plana que caracterizaba a la Almena.

 De ser así, se podrían adelantar nuevas conclusiones;  por ejemplo, que se trataba de una mejora de la defensa de la puerta del castillo, ocultando el muro circular y enmascarandolo con un frente plano y que la segunda planta, una construcción claramente diferenciable de la primera debido a la calidad de las argamasas empleadas, se proyectó con nuevas trazas.

A nivel de investigación, queda por analizar con detenimiento cómo se relacionan constructivamente el muro de la fachada plana Sur de la Almena con el lienzo  Este de la cerca del castillo para plantear nuevas hipótesis sobre las fases constructivas de este singular conjunto defensivo.

 En todo caso, los nuevos hallazgos explicarían la forma ligeramente curvada del muro Sur en su cimentación, tal y como fue descubierto los días 6, 7 y 8 de marzo, durante los trabajos de limpieza y consolidación de la misma.

diario1

En esta imagen se pueden observar los restos conservados del muro sur, en su encuentro con en lienzo Este del Castillo y cómo se va definiendo en el interior, tras la limpieza, el nuevo muro de tendencia circular.

diario2

Detalle del interior, en el que se puede ver cómo el relleno de argamasa y piedras se apoyan sobre este muro y forman el interior del muro exterior que actualmente se conserva.

Sara Contreras (arqueóloga) y Carlos Núñez (historiador)

Esta entrada fue publicada en Diario de la reconstrucción. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.