Iniciados los trabajos de conservación del Triunfo de Nuestra Señora del Patrocinio

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, está llevando a cabo una intervención con carácter de mantenimiento en el monumento del Triunfo de Nuestra Señora del Patrocinio, ubicado a la espalda del Archivo de Indias, en la Plaza del Triunfo.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, se trata de una actuación de conservación de este bien del siglo XVIII, tras haber detectado en una revisión periódica, realizada por la propia Gerencia de Urbanismo, la aparición de síntomas de deterioro en el mismo.

En general, la obra ofrece una imagen degradada como consecuencia básicamente de la capa de suciedad y polvo asentada en su superficie, la existencia de diversas manchas en su pedestal, la humedad que le afecta como consecuencia de pérdidas puntuales producidas en su material y la oxidación de la reja que lo rodea.

A la vista de ello, la intervención programada consiste en la aplicación de un tratamiento biocida y otro hidrofugante, la realización de una limpieza mecánica y química, el sellado de juntas de unión y fisuras y la protección del metal de la reja.

La actuación, valorada en 7.090 euros, se plantea desde el máximo respeto por la obra original, de modo que los materiales que se emplearán están suficientemente contrastados en experiencias análogas de conservación y restauración, siendo además compatibles con la naturaleza material del bien.

La Gerencia de Urbanismo completará esta actuación de conservación y mantenimiento con un adecentamiento de los circuitos eléctricos y de la instalación de alumbrado del monumento, que se acometerá seguidamente.

Este templete se erigió en 1756 como perpetuo agradecimiento a la Virgen del Patrocinio por haber prestado su auxilio durante el terremoto de Lisboa, acaecido el 1 de noviembre de 1755. Su construcción correspondió al que fuera Maestro Mayor de la Catedral Hispalense en ese tiempo, José Tomás Zambrano.

La obra, un hito muy importante dentro del marco de la plaza, se presenta sobre unas gradas en las que se levanta un vástago de perfil quebrado e irregular, decorado con un sinuoso movimiento de forma y con incrustaciones de mármoles policromos. El pilar se decora además con cuatro cartelas, una en cada frente.

Se remata el conjunto con un templete, a modo de relicario, que alberga la imagen de la Virgen del Patrocinio, siguiendo el esquema de Virgen con el Niño propio del siglo XVI.

http://www.diariodesevilla.es/sevilla/Obras-mantenimiento-templete-Senora-Patrocinio_0_1162684280.html

 

La Plaza del Triunfo, espacio abierto en pleno corazón monumental de Sevilla, recibe su nombre por el triunfo dedicado a Nuestra Señora del Patrocinio que se levanta anexo a la fachada del Archivo de Indias. Esta denominación corresponde a una tipología monumental propia del Barroco definida básicamente por una imagen religiosa dispuesta sobre un soporte esbelto con inscripciones alusivas en su base. En este caso, corresponden emblemas del cabildo catedralicio y la representación de las Santas Justa y Rufina en alusión al motivo de su construcción, la acción de gracias por la inexistencia de víctimas durante los movimientos sufridos a causa del Terremoto de Lisboa de 1755.
La Gerencia de Urbanismo  ha iniciado en estos días la ejecución de unos trabajos denominados de mantenimiento, pues los tratamientos que recibirán persiguen básicamente la conservación de las soluciones aportadas en la restauración llevada a cabo en 2009, cuya eficacia ya estaba quedándose mermada. Entre las diferentes actuaciones se contemplan las labores de limpieza pertinentes, la erradicación de vegetación, la consolidación de fisuras que hayan podido abrirse, el pintado de la reja exterior y un tratamiento de protección genérico del conjunto. Para ello el Ayuntamiento de Sevilla ha contratado a la empresa Dédalo Bienes Culturales, que cuenta con un presupuesto de ejecución de 6.665,16 €.
Una vez finalizados los trabajos, los técnicos restauradores esperan devolver el esplendor que la suciedad y la humedad estaban restándole a este bien cultural de suma importancia por lo excepcional de su tipología en la ciudad y por ser uno de los más antiguos de Sevilla. Artísticamente, es una construcción interesantísima por las formas barrocas trazadas por José Tomás Zambrano, Maestro Mayor de la catedral de Sevilla. Igualmente, se le suma su valor histórico como un testigo directo de un episodio clave en el siglo XVIII y muestra de las costumbres religiosas de Sevilla, que aún sigue rememorando la catástrofe ante este monumento cada 1 de noviembre.

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation