Actuaciones de urgencia en la iglesia de Santa María

Para finales del mes de agosto está previsto que finalicen las obras de urgencia que se están llevando a cabo en el Iglesia de Santa María ante el desgaste y peligro de desprendimiento que presentaban algunos elementos exteriores del templo y que meses atrás fueron objeto de un informe de técnicos municipales instando a la Archidiócesis de Sevilla, como titular del edificio, a llevar a cabo una actuación de consolidación.

El elemento sobre el que se ha actuado en primer lugar ha sido un balcón en la torre de la iglesia. Han sido varios los desprendimientos que se han producido, y esto obligaba a delimitar la zona para evitar el paso de transeúntes.Según detallan técnicos de la empresa Dédalo Bienes Culturales SL, que es la encargada de llevar a cabo los trabajos, el balón era el presentaba más peligro “debido a que las pérdidas eran notorias y visibles”, por lo que se procedió de manera inmediata a llevar a cabo “la fijación de los sillares constitutivos mediante cosidos y reposiciones de mortero en las uniones” y también se ha ejecutado una limpieza pormenorizada, así como la reconstrucción de las lagunas existentes en el antepecho, con lo que se le ha devuelto los valores artísticos originales.También en la torre se ha llevado a cabo un reconocimiento de los tres cuerpos superiores, se ha redactado un informe sobre su estado, se ha eliminado vegetación y se ha comprobado la fijación de los distintos elementos que la componen. Algunos azulejos han tenido que ser retirados y en otros se ha trabajado para evitar su desprendimiento.Una tercera zona de actuación en la iglesia está siendo la puerta del arco de la calle Fernández Pintado, donde algunas zonas presentaban un notable deterioro en la piedra. Los trabajos se han centrado en la limpieza integral y como última fase se están retirando los tramos en mal estado y serán sustituidos por unos nuevos en los que se recuperan los volúmenes perdidos, aunque para una fase futura quedará el tallado de los elementos decorativos.

Colegio Parroquial Santa María

Por último, y como parte de la parroquia, también se han desarrollado trabajos en la portada principal del Colegio Parroquial Santa María en la calle San Juan Bosco, donde se han acometido labores de conservación y restauración. La actuación ha consistido en la aplicación de tratamientos biocidas, limpieza y consolidación de elementos.

Las fases y desarrollo de los tratamientos, así como su aplicación y alcance, están siendo documentados rigurosamente. Los trabajos lo están realizando profesionales “que están velando todo momento por el máximo respeto al bien” según señalan desde la empresa, añadiendo que ha finales de agosto están finalizadas las obras y la ciudad “habrá recuperado unos elementos definitorios de su patrimonio cultural, que en los últimos tiempos habían permanecido ocultos tras unas lesiones que menoscaban sus valores artísticos y que despertaban los temores de sus responsables”, concluyen.

Torre de Santa María

El estado de la torre de Santa María ha sido tema de debate en numerosas ocasiones, y en todas ellas se recuerda el incumplimiento de la Junta de Andalucía al protocolo que se firmó en 1990 para rehabilitación y restauración del conjunto de torres y espadañas así como la iluminación de las mismas. Desde entonces se ha actuado sobre alguna de ellas pero el convenio no se ha completado, prueba de ello son las torres de Santa María, Santo Domingo y Las Gemelas.

http://ecijaweb.com/index.php/ecija/31629-actuaciones-de-urgencia-en-la-iglesia-de-santa-maria

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Iniciados los trabajos de conservación del Triunfo de Nuestra Señora del Patrocinio

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, está llevando a cabo una intervención con carácter de mantenimiento en el monumento del Triunfo de Nuestra Señora del Patrocinio, ubicado a la espalda del Archivo de Indias, en la Plaza del Triunfo.

Según ha informado el Consistorio en una nota de prensa, se trata de una actuación de conservación de este bien del siglo XVIII, tras haber detectado en una revisión periódica, realizada por la propia Gerencia de Urbanismo, la aparición de síntomas de deterioro en el mismo.

En general, la obra ofrece una imagen degradada como consecuencia básicamente de la capa de suciedad y polvo asentada en su superficie, la existencia de diversas manchas en su pedestal, la humedad que le afecta como consecuencia de pérdidas puntuales producidas en su material y la oxidación de la reja que lo rodea.

A la vista de ello, la intervención programada consiste en la aplicación de un tratamiento biocida y otro hidrofugante, la realización de una limpieza mecánica y química, el sellado de juntas de unión y fisuras y la protección del metal de la reja.

La actuación, valorada en 7.090 euros, se plantea desde el máximo respeto por la obra original, de modo que los materiales que se emplearán están suficientemente contrastados en experiencias análogas de conservación y restauración, siendo además compatibles con la naturaleza material del bien.

La Gerencia de Urbanismo completará esta actuación de conservación y mantenimiento con un adecentamiento de los circuitos eléctricos y de la instalación de alumbrado del monumento, que se acometerá seguidamente.

Este templete se erigió en 1756 como perpetuo agradecimiento a la Virgen del Patrocinio por haber prestado su auxilio durante el terremoto de Lisboa, acaecido el 1 de noviembre de 1755. Su construcción correspondió al que fuera Maestro Mayor de la Catedral Hispalense en ese tiempo, José Tomás Zambrano.

La obra, un hito muy importante dentro del marco de la plaza, se presenta sobre unas gradas en las que se levanta un vástago de perfil quebrado e irregular, decorado con un sinuoso movimiento de forma y con incrustaciones de mármoles policromos. El pilar se decora además con cuatro cartelas, una en cada frente.

Se remata el conjunto con un templete, a modo de relicario, que alberga la imagen de la Virgen del Patrocinio, siguiendo el esquema de Virgen con el Niño propio del siglo XVI.

http://www.diariodesevilla.es/sevilla/Obras-mantenimiento-templete-Senora-Patrocinio_0_1162684280.html

 

La Plaza del Triunfo, espacio abierto en pleno corazón monumental de Sevilla, recibe su nombre por el triunfo dedicado a Nuestra Señora del Patrocinio que se levanta anexo a la fachada del Archivo de Indias. Esta denominación corresponde a una tipología monumental propia del Barroco definida básicamente por una imagen religiosa dispuesta sobre un soporte esbelto con inscripciones alusivas en su base. En este caso, corresponden emblemas del cabildo catedralicio y la representación de las Santas Justa y Rufina en alusión al motivo de su construcción, la acción de gracias por la inexistencia de víctimas durante los movimientos sufridos a causa del Terremoto de Lisboa de 1755.
La Gerencia de Urbanismo  ha iniciado en estos días la ejecución de unos trabajos denominados de mantenimiento, pues los tratamientos que recibirán persiguen básicamente la conservación de las soluciones aportadas en la restauración llevada a cabo en 2009, cuya eficacia ya estaba quedándose mermada. Entre las diferentes actuaciones se contemplan las labores de limpieza pertinentes, la erradicación de vegetación, la consolidación de fisuras que hayan podido abrirse, el pintado de la reja exterior y un tratamiento de protección genérico del conjunto. Para ello el Ayuntamiento de Sevilla ha contratado a la empresa Dédalo Bienes Culturales, que cuenta con un presupuesto de ejecución de 6.665,16 €.
Una vez finalizados los trabajos, los técnicos restauradores esperan devolver el esplendor que la suciedad y la humedad estaban restándole a este bien cultural de suma importancia por lo excepcional de su tipología en la ciudad y por ser uno de los más antiguos de Sevilla. Artísticamente, es una construcción interesantísima por las formas barrocas trazadas por José Tomás Zambrano, Maestro Mayor de la catedral de Sevilla. Igualmente, se le suma su valor histórico como un testigo directo de un episodio clave en el siglo XVIII y muestra de las costumbres religiosas de Sevilla, que aún sigue rememorando la catástrofe ante este monumento cada 1 de noviembre.

GuardarGuardar

EL RETABLO DE SAN FERNANDO SITUADO EN LA CALLE CANO Y CUETO: LA RECUPERACIÓN DE UNA OBRA ÚNICA

Publicación de la restauración del Retablo cerámico de San Fernando. (VER y DESCARGAR)

 

Imagen: San Fernando.
Pintor: Anónimo
Fábrica:  Desconocida
Fecha: Siglo XVIII
Ubicación: Fachada de domicilio particular. Calle Cano y Cueto, nº 7. Sevilla.
Medidas: 1,40 m. X 0,90 m. (aprox.)
Fotografías: Antonio Entrena Aznarte.
Alfonso García García.
Martín Carlos Palomo García.
Dédalo Bienes Culturales.
Bibliografía: FRANCISCO GRANERO MARTÍN, CARLOS NÚÑEZ GUERRERO. El retablo cerámico de San Fernando situado en la calle Cano y Cueto. La recuperación de una obra única. (VER)

 

Un paseo histórico por el perímetro exterior del Real Jardín Botánico

>>La institución reabrió ayer el tramo exterior del Paseo del Prado tras devolver el esplendor a su verja del siglo XVIII

MARCO NAYA Madrid – Actualizado:

El Real Jardín Botánico abrió ayer el recorrido peatonal que discurre entre la Plaza de Murillo y la Puerta del Rey, en el Paseo del Prado. Con la obra, que se ha prolongado durante diez meses, el histórico jardín ha restaurado el cerramiento del siglo XVIII y ha acondicionado el paseo adyacente para devolver a la fachada y a su entorno «todo su esplendor».

El espacio reformado consta de un nuevo alumbrado, nuevos jardines exteriores y unos bancos con un diseño exclusivo que permitirán al público observar el interior del recinto con calma e «invitarles a entrar». Así lo explican fuentes de la institución a ABC, Por otro lado, la restauración del tramo restante que afecta al Paseo del Prado se realizará «dentro de unos meses» y se dotará de unas condiciones similares al sector recién estrenado.

Uno de los puntos más importantes de la reforma se centró en la renovación de la verja de hierro que limita con el paseo. Instalada en el recinto entre 1781 y 1789, y deteriorada por el paso del tiempo y por los daños sufridos durante la guerra civil, la valla conservará parte de ellos como testigo de los avatares del conflicto bélico. Las obras no se limitaron al perímetro exterior. El espacio interior más cercano a la verja también se vio afectado y tuvo que estar cerrado al público durante la intervención.

 

«La reforma de la verja era necesaria», explica Jesús Muñoz, director del jardín. Este elemento arquitectónico ha sido determinante para que el Paseo del Prado fuese incluido en la «lista indicativa» de Patrimonio Mundial de la UNESCO. La reforma fue cofinanciada con el 1,5% del presupuesto cultural de los ministerios de Fomento, Educación, Cultura y Deportes junto a una aportación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

«Oasis madrileño»

Con esta actuación, el Real Jardín Botánico busca mejorar su estética exterior con el fin de atraer a más visitantes a sus instalaciones. En ellas, cualquier persona puede introducirse en un frondoso recinto compuesto por alrededor de 24.000 plantas de cerca de 8.000 especies diferentesimportadas desde todas las partes del mundo.

En los diferentes sectores del recinto, turistas y ciudadanos pueden descansar en plazas delimitadas por todo tipo de elementos botánicos que, junto a una arquitectura y unas fuentes integradas en el paisaje, trasladan al visitante a un espacio que parece muy alejado del bullicio madrileño. Esto se complementa con estanques, pabellones de exposiciones, una terraza repleta de bonsáis e invernaderos cuya vegetación evoca a ambientes tan diversos como el desierto o zonas tropicales.

«Es un oasis en el corazón de Madrid», aseguró Marta Lanzón, una turista que visitó ayer la zona botánica. Esta es una idea compartida por la mayoría de los visitantes del recinto, como el estadounidense Stephen Ross, quién afirma acudir a ver las diferentes plantas «siempre que pasa por Madrid» para «escapar del calor». Esta característica es, precisamente, uno de los principales reclamos del jardín histórico al ser un lugar perfecto para huir de las altas temperaturas que azotan a la capital en verano y para conectar con una cuidada naturaleza.

http://www.abc.es/espana/madrid/abci-paseo-historico-perimetro-exterior-real-jardin-botanico-201707260045_noticia.html

No se lo cargaron ni a tiros

Restaurado el célebre retablo cerámico de San Fernando en la legendaria ‘Casa de una noche’

CÉSAR RUFINO SEVILLA 28 MAY 2017 / 19:31 H.

Sevilla no luce entre sus títulos el de Muy Bruta, pero nadie debería extrañarse si algún día se lo concedieran, a la vista de ciertos episodios de su historia más oscura: hasta balazos le pegaron al retablo de cerámica trianera de la calle Cano y Cueto que representa a San Fernando en el mítico lugar conocido como Casa de una nocheCerca de tres siglos logró aguantar (no demasiado bien) a ataques, inclemencias y desgastes varios, hasta que finalmente vuelve a estar flamante tras una restauración que ha devuelto la salud a esta pequeña pero valiosa reliquia de la historia de la ciudad.

El historiador y conservador de bienes culturales José León Calzado refiere a este periódico que fue en el pasado año 2016 cuando se iniciaron las obras de rehabilitaciónde la vivienda ubicada en el número 7 de la calle Cano y Cueto de Sevilla, según el proyecto del arquitecto Francisco Granero Martín y bajo la dirección de las obras de Francisco Orellana Albertos. «Las actuaciones que la edificación requería a nivel de fachada», según explica el experto, «exigían la extracción de su famoso retablo cerámico dedicado a San Fernando». Considerado no solo parte del edificio sino también como «un elemento importantísimo» que proteger, «esta actuación fue vista como una oportunidad excelente para restaurar la pieza y devolverle el esplendor que había perdido por el paso del tiempo y por una intervención anterior, encargándose su restauración a la empresa especializada Dédalo Bienes Culturales SL».

«Esta obra cerámica puede considerarse como un ejemplar único», prosigue José León Calzado, «pues después de revueltas como La Gloriosa a mitad del siglo XIX y otros edictos aprobados por el Ayuntamiento durante aquella centuria se produjo una eliminación generalizada de las imágenes sagradas y altares públicos que se encontraban en las calles y plazas de Sevilla. Pocas son las obras de este tipo que han logrado conservarse, por lo que el retablo cerámico constituye una creación artística e histórica de primer orden por sus valores y también por sus características técnicas, ya que ha desvelado multitud de aspectos sobre la producción alfarera que se hacía en Triana en los siglos XVII y XVIII».

El historiador resalta que precisamente estas características técnicas y las analogías que presenta el retablo con otras obras conservadas, caso del retablo de San Fernando de San Clemente y el de Cristo caído, hoy en el Museo de Bellas Artes, son «las que han permitido catalogarlo como una obra plenamente barroca datada a mediados del siglo XVIII. Diversas señales han revelado que en un momento dado de su historia fue arrancado de su lugar original y colocado en la fachada donde ha sido conocido a lo largo del siglo XX, lugar al que la leyenda popular concede el sobrenombre de la Casa de una noche, por ser supuestamente donde el rey Fernando III pernoctó durante la víspera de su entrada triunfal en Sevilla».

«El retablo cerámico se encontraba en un estado de conservación malo, ya que sus patologías estaban originadas por la acción humana», prosigue el historiador. «Presentaba multitud de fragmentaciones por la extracción anterior, además de perforaciones muy profundas ocasionadas por disparos recibidos durante las revueltas de la Guerra Civil, que habían generado a su vez fisuras por las que penetraba de forma directa la humedad, ocasionando así el deterioro de las baldosas».

La restauración «se ha desarrollado con una base teórica importante compuesta por el examen exhaustivo sobre su estado de conservación y por su caracterización técnica. La intervención se ha desarrollado durante cinco semanas. A lo largo de este proceso se efectuaron labores de limpieza en todas sus facetas, la unión de fragmentos, la restitución de lascas en su disposición original y la reintegración volumétrica y cromática con criterio científico de las lagunas que presentaba. Especialmente importante para su contemplación final han sido las actuaciones de reorganización de fracciones originales que se hallaban dispuestas de forma errónea y la ejecución ex profeso de la franja superior del enmarcado, tomando como modelo el original conservado en la zona inferior. Así, la restauración ha concluido no solo con la subsanación de su deterioro, sino con la recuperación de su composición original barroca, que podrá contemplarse en todo su esplendor en la fachada».

http://elcorreoweb.es/cultura/no-se-lo-cargaron-ni-a-tiros-HG3008584